Cargando ...
Lo sentimos, ocurrió un error mientras cargaba el contenido.

DIOS Y SU PLENITUD (PRIMERA PARTE)

Expandir mensajes
  • Oscar Tenes
    DIOS Y SU PLENITUD (primera parte) Plenitud= Abundancia excesiva, totalidad   INTRODUCCION:   El Salmo 24:1-2 Afirma: “De Jehová es la tierra y su
    Mensaje 1 de 1 , 2 may 2012
    Ver fuente
    • 0 Archivo adjunto
      DIOS Y SU PLENITUD (primera parte)
      Plenitud= Abundancia excesiva, totalidad
       
      INTRODUCCION:
       
      El Salmo 24:1-2 Afirma: “De Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo y los que en él habitan. Porque él la fundó sobre los mares. Y la afirmó sobre los ríos”
       
      Derivado de esto, resulta fácil deducir y declarar que Dios es dueño y fundador de todo, incluyéndonos a todos nosotros sus hijos; Sin embargo, por ignorancia, acomodamiento o por conveniencia, algunos desconocen o ignoran esta aseveración. Para corroborar la propiedad de Dios de todo en el Nuevo Testamento, leemos en Romanos 11:36 “Porque de él, y por él, y para él son todas las cosas: A él sea la gloria por los siglos. Amén”
       
      Colateralmente, a la soberanía y propiedad de Dios de todo, y de acuerdo con lo que establece la Biblia, todos nosotros sus hijos, somos herederos, Romanos 8:16-17 dice: “El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. Y si hijos también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados”
       
      Así también, por la condición de herederos, Dios ha dado todo al hombre, que es su hijo o heredero, lo afirma 1 Corintios 3:21-23 que dice: “Así que ninguno se gloríe en los hombres; porque todo es vuestro; sea Pablo, sea Apolos, sea Cefas, sea el mundo, sea la vida, sea la muerte, sea lo presente, sea lo por venir, todo es vuestro, y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios”
       
      Ahora bien, aquí cabe hacernos la siguiente pregunta: ¿Por qué la mayoría de hijos de Dios se sienten como esclavos, siendo hijos o herederos? La respuesta esto es muy sencilla, es por la ignorancia, acomodamiento o conveniencia en que viven, desconociendo lo que dice la Biblia, ya que los lideres solo les enseñan religiosidad y no una verdadera doctrina basada en la Biblia; solo basta ver congregaciones con miles de adeptos, que desconocen en absoluto la palabra de Dios; estos lideres más se ocupan de exprimir a las ovejas que de enseñarles. En relación a esto el Profeta Oseas en; Oseas 4:6 ya había escrito lo siguiente: “Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echare del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos”
       
      De acuerdo a las promesas de Dios, dice la Biblia, como leímos, que somos propiedad de Cristo. Esto es una promesa y todas las promesas de Dios se cumplen, como dice 2 Corintios 1:20 “porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios” 
       
       
       
      LA VOLUNTAD DE DIOS
       
      De a acuerdo con 1 Tesalonicenses 4:3, que dice: “pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación”  Esto implica que lo  que Dios pretende o quiere de nosotros, es que seamos o estemos sujetos a él, eso es santificación o sea que fuimos o estamos apartados para él.
       
      Como ayuda de Dios para el hombre, para lograr el propósito de la santificación, Dios se estableció o hizo morada permanentemente en el hombre, leemos en Colosenses 1:27-29 “a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria, a quien anunciamos, amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre; para lo cual también trabajo, luchando según la potencia de él, la cual actúa poderosamente en mí” Dios vive dentro de nosotros, somos uno con él, esto es básico para que estemos sujetos a su voluntad.
       
      Además, podemos verificar en la Biblia que, también es voluntad y promesa de  Dios que tengamos una vida abundante, Juan 10:10-11 lo menciona, dice: “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir, yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas”
       
      Esta vida abundante,  es para hoy y  aquí en esta tierra, no para después como algunos por ignorancia afirman. Además, el propósito principal de Dios,  en esta época de la plenitud o del amor incondicional en que vivimos actualmente, es presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre como dice Colosenses 1.
       
      Otra premisa importante es que la época de la abundancia excesiva o plenitud, establecida para nosotros, fue programado por Dios desde antes de la fundación del mundo, para el hombre, lo podemos leer en Efesios 1:4 “según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él”
       
      Esta es la forma como todo hijo de Dios debe sentirse santo y sin mancha, o sea en totalidad o plenitud de paz para con Dios y con los demás ya que somos uno con Dios y con los demás, dice Romanos 5:1 “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo”
      Asimismo, leemos en Juan 17:17-21 “Santificados en tu verdad, tu palabra es verdad. Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo. Y por ellos yo me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad. Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la  palabra de ellos, para que todos sean uno; como tú, oh Padre en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste” Entonces somos uno en y con Cristo ¡GLORIA A DIOS!
       
      OSCAR ENRIQUE TENES PELLECER
    Su mensaje se envió con éxito y se entregará al destinatario en breve.