Cargando ...
Lo sentimos, ocurrió un error mientras cargaba el contenido.

ERIGEN EL TABERNACULO EN UN ORDEN ESPECIFICO

Expandir mensajes
  • hgo
    ERIGEN EL TABERNACULO EN UN ORDEN ESPECIFICO   En estos ultimos tiempos el encargo del Señor es que podamos experimentarlo a El en su plenitud.
    Mensaje 1 de 1 , 26 nov 2009
    Ver fuente
    • 0 Archivo adjunto

      ERIGEN EL TABERNACULO EN UN ORDEN ESPECIFICO

       

      En estos ultimos tiempos el encargo del Señor es que podamos experimentarlo a El en su plenitud. Historicamente el enemigo ha luchado por darnos sustitutos de Cristo, tambien ha sembrado una tendencia a conformarnos con cualquier experiencia y alli nos quedamos, pero el llamado hoy es para avanzar...transcribo este mensaje del Estudio Vida de Exodo, que creo nos va a ayudar a abrir mas los ojos y desarrollar ese espiritu de busqueda, con hambre, con sed, con entrega, con consagración, con desesperación, con preocupacion...es hora de sacudirnos del sueño porque la bendición esta adelante y aun hay tiempo, el tiempo es ya!.

      Joel Arias

       

      Lectura bíblica: Ex. 40

       

      En Exodo 40:1-16, vemos que el Señor mandó que Moisés erigiera el tabernáculo, y en los versículos 17 al 33, vemos efectivamente la erección del mismo. El tabernáculo fue erigido en el orden siguiente: pusieron las tablas (v. 18), las cortinas y la sobrecubierta (v. 19), el arca del testimonio en el Lugar Santísimo (vs. 20-21a), el velo extendido sobre el arca del testimonio (v. 21b), la mesa en el Lugar Santo al lado norte de la cortina, y sobre ella los panes bien acomodados delante de Jehová (vs. 22-23), el candelero en el Lugar Santo, en frente de la mesa, al lado sur de la cortina y encendieron las lámparas delante del Señor (vs. 24-25); pusieron también el altar del incienso en el Lugar Santo delante del velo y quemaron sobre él incienso aromático (vs. 26-27); pusieron asimismo la cortina a la entrada del tabernáculo (v. 28), el altar del holocausto a la entrada del tabernáculo y sacrificaron sobre él holocausto y ofrenda (v. 29); colocaron el lavacro entre el tabernáculo y el altar y lo llenaron de agua para el lavado de manos y pies de los sacerdotes (vs. 30-32); se erigió el atrio alrededor del tabernáculo y del altar (vs. 33a); y colocaron la cortina a la entrada del atrio (v. 33).

       

      LA NUBE CUBRIO EL TABERNACULO DE REUNION

      Y LA GLORIA DE JEHOVA LLENO EL TABERNACULO

       

      Exodo 40:34-38 menciona la gloria del Señor llenando el tabernáculo: “Entonces una nube cubrió el tabernáculo de reunión, y la gloria de Jehová llenó el tabernáculo”. Este versículo presenta dos aspectos; lo que sucedió fuera del tabernáculo de reunión y lo que se produjo en el interior del mismo. La nube cubrió el tabernáculo de reunión y la gloria lo llenó. El tabernáculo de reunión y el tabernáculo tenían la misma estructura Para el hombre era el tabernáculo de reunión, y para Dios era el tabernáculo. Podemos afirmar que exteriormente era el tabernáculo de reunión e interiormente era el tabernáculo.

      En la vida de iglesia hoy en día existe una diferencia entre el tabernáculo de reunión y el tabernáculo. Podemos llevar une vida de iglesia y desenvolvernos en ella, permaneciendo en el aspecto exterior, sin tocar la parte interior. Esto significa que la vida de iglesia puede ser únicamente el tabernáculo de reunión, no el tabernáculo mismo. Si estudiamos detenidamente el libro de Exodo, vemos que el tabernáculo de reunión se menciona por primera vez poco tiempo después de que los hijos de Israel practicaran la idolatría labrando un becerro de oro y adorándolo. Moisés trasladó su tienda fuera del campamento, y ésta se convirtió en el tabernáculo de reunión.
      En la vida de iglesia, podemos reunirnos simplemente alrededor del tabernáculo de reunión, sin estar en el tabernáculo mismo. En Exodo 40, el tabernáculo de reunión está cubierto por la nube, pero el tabernáculo está lleno de gloria. Los que se reúnen únicamente alrededor del tabernáculo de reunión tendrán la nube, pero debemos disfrutar no solamente la nube sobre el tabernáculo de reunión, sino también la gloria dentro del tabernáculo.

      Por la misericordia del Señor, puedo testificar que al principio estuve bajo la nube pero ahora estoy dentro del tabernáculo lleno de gloria. Ya no disfruto solamente la nube, sino también la gloria. ¿Y usted? ¿Disfruta únicamente la nube sobre el tabernáculo de reunión, o también la gloria dentro del tabernáculo? Algunos santos encantados en la vida de iglesia y rebosando de alegría quizás se encuentren bajo la nube, sin estar realmente en la gloria. Estos santos necesitan más experiencia de la vida de iglesia para entrar en el tabernáculo y ver la gloria adentro.

      El tabernáculo de reunión y el tabernáculo

      En la Biblia, la palabra “tabernáculo” se refiere a algo profundo acerca de Dios y de Su testimonio. La expresión “tabernáculo de reunión”, es positiva, pero implica algo menos profundo que el tabernáculo. El tabernáculo está relacionado con el testimonio de Dios, y el tabernáculo de reunión se refiere esencialmente a los intereses de Dios en la tierra y a Su mover. Es importante recordar esta diferencia cuando leemos el Antiguo Testamento. Recuerde que la palabra “tabernáculo” implica algo directamente relacionado con el testimonio de Dios y la expresión “tabernáculo de reunión” algo mas bien exterior y relacionado con los intereses de Dios y Su mover.

      Esta diferencia se puede ver en el capítulo 1 de Levítico. En el versículo 1, vemos que el Señor habló a Moisés desde el tabernáculo de reunión. Tal vez parezca maravilloso que Dios hablara desde el tabernáculo de reunión. Es cierto: eso es maravilloso. No obstante, Su hablar en el tabernáculo es todavía más maravilloso.

      La relación de la nube con la gloria

      Existe una relación muy importante entre la nube y la gloria. Quizá afirmemos que la nube es la parte externa, el “cascarón”, de la gloria de Dios. Por cascarón, nos referimos a la cubierta exterior. Si aplicamos la palabra cascaron de esta manera, podemos decir que una naranja tiene una cáscara, y que la piel es la cáscara del cuerpo humano. La piel cubre el cuerpo y éste contiene nuestro ser, pero la piel, o sea la cáscara que cubre el cuerpo humano no es en realidad nuestro ser. Nuestro ser es nuestro espíritu. El que se encontraba fuera del tabernáculo podía ver la cáscara, y el que entraba en el tabernáculo, no veía la cáscara, sino la gloria interior del tabernáculo.

      Los jóvenes se regocijan en la vida de iglesia y testifican que es maravillosa. A lo mejor sólo disfrutan de la cáscara de la iglesia. Esto no significa que deben abandonar este disfrute; por el contrario, deben proseguir y disfrutar la gloria interior del tabernáculo. Jóvenes, no se desalienten con mi palabra, y no tiren el cascaron porque todavía ustedes no tienen mucho de la gloria interior.
       No nos quedemos solo  disfrutando la nube en el tejado, pero estemos aprendiendo a interceder en el altar del incienso. Todo aquél que intercede en el altar del incienso ya no está en la nube que cubre el tabernáculo de reunión. Por el contrario, está envuelto por la gloria que está dentro de la vida de iglesia. Espero que muchos de ustedes vean esto y lo experimenten.

      Algunos santos mayores quizás se sientan molestos o frustrados. Algunos pensarán : “¿Por qué no tenemos la frescura de antes? ¿Por qué la vida de iglesia no es tan emocionante?” Es bueno estar emocionado y emocionar también a los demás. No obstante, son principalmente los jóvenes los que se emocionan y emocionan a otros, porque disfrutan la nube fuera del tabernáculo de reunión. Los mayores que experimentan la gloria del tabernáculo no se emocionan fácilmente. Como persona mayor, puedo testificar que no daré la impresión de estar emocionado, pero sí estoy encantado de poder interceder en el altar del incienso. ¡Cuanto me gusta disfrutar del pan en la mesa y quedarme en el altar de oro!

      Los que se encuentran en el atrio se reúnen alrededor del altar del holocausto y ven la nube que cubre el tabernáculo de reunión, pero si quieren ver la gloria, deben entrar en el tabernáculo. La gloria no está en el tejado, sino dentro del tabernáculo. Cuando entremos en el tabernáculo, veremos que la gloria se encuentra allí.

       

      SE MUEVEN CON LA MORADA DE DIOS

       

      Exodo 40:36-38 nos revela que la nube de la gloria de Jehová se convirtió en la guía de los hijos de Israel. Cuando la nube se elevaba encima del tabernáculo, los hijos de Israel se movían : “Pero si la nube no se alzaba, no se movían hasta el día en que ella se alzaba.”•El versículo 38 revela que la nube de Jehová estaba de día sobre el tabernáculo, y el fuego estaba de noche sobre El, a vista de toda casa de Israel, en todas sus jornadas".

      Los cristianos contemporáneos hablan mucho de la voluntad de Dios, de la manera en que El nos dirige y nos guía. No obstante, la tipología de Exodo 40 nos revela que fuera de la morada de Dios, no existe ninguna guía ni orientación. La morada de Dios es lo único que nos dirige. Cuando se movía la nube, todo el pueblo de Israel se movía también, pero si la nube no se movía, ellos permanecían donde estaban. Esto significa que los hijos de Israel seguían el tabernáculo con la nube. Nuestra vida cristiana debe seguir el mover de Dios con Su morada. Exodo 40 demuestra esto perfectamente.
      El libro de Números nos muestra que Dios actúa con Su morada en mente. Lo vemos aún en el asunto de las peleas contra los enemigos: Dios luchaba con Su morada. Su morada, el tabernáculo, era la mejor arma. Todas las acciones del pueblo de Dios y su itinerario se relacionaban con la situación de la morada de Dios. Hoy en día debemos aplicar este principio a la vida de iglesia. Cuando la morada de Dios permanece, permanecemos con ella, pero cuando se mueve, nos movemos con ella. Además, cuando la morada de Dios combate, nosotros también combatimos.
      Nuestro sentir, nuestras opiniones o puntos de vista no son la verdadera orientación que necesitamos. Muchos cristianos buscan el conocimiento de la voluntad de Dios o lo que llaman la orientación de Dios, basándose principalmente en el punto de vista, sentir o conceptos de ellos. ¿Ha escuchado alguna vez hablar acerca de la orientación del Señor y de Su voluntad conforme a la iglesia? No se oye mucho al respecto hoy en día. Esto constituye otro indicio de que la situación entre el pueblo de Dios no es del todo normal. Esta es la razón por la cual se necesita el recobro del Señor.
      El recobro del Señor, basado en la plena revelación de la Palabra de Dios, es muy distinto de la manera tradicional de la religión. La casa viviente del Dios viviente es nuestra guía y nos revela si debemos quedarnos o movernos, pelear o trabajar. Debemos emprender todas estas actividades conforme a la morada de Dios con Su gloria y no según las opiniones, puntos de vista ni tampoco en la letra muerta de la Biblia. Cuando tenemos una relación adecuada con la morada de Dios, disfrutamos del descanso, de la victoria , y de la bendición. Cuando somos uno con la morada de Dios, llena de Su gloria, tenemos todo lo que necesitamos: la orientación del Señor y Su guía; Su bendición y Su victoria, y además la justicia y la santidad. Agradecemos al Señor por un panorama tan vívido en Exodo 40:36-38.

      W. Lee

      ***********************

      AGUAS REFRESCANTES 26 de NOVIEMBRE

      “¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?”

      1 Juan 5:5.

      Todos descubriremos que el progreso espiritual de nuestra vida delante de Dios viene precedido invariablemente por una falta de satisfacción con nosotros mismos. Tolo progreso comienza con falta de satisfacción. Es necesario que seamos presionados hasta llegar a un punto en que reconozcamos haber llegado al fin de nuestros recursos, y que debe existir otra salida.

      Cristo es nuestra salida. Cristo en nosotros reacciona a nuestro favor para responder a toda demanda exterior. Cuando mi tentación sea el orgullo, Cristo será mi humildad, si tan sólo le cedo el lugar en esa hora. Cuando surgen las pasiones, Cristo se expresará como mi paciencia. Cada una de las demandas de la vida diaria encuentra su respuesta en las muchas virtudes que surgen de esta única Vida, y es precisamente a través de lo que descubro de Cristo en mi hora de necesidad, que toma cuerpo mi progreso espiritual delante de Dios.

      W. Nee

      Jesus es el Señor!

      La iglesia en Armenia 

      Nuestro proposito no es comunicar conocimiento, ni métodos bíblicos a los santos, sino ayudar a los que ya siguen al Señor y caminan en esta senda con el objeto de avanzar.
      Watchman Nee
       
      El verdadero ministerio se concibe en el vientre del sufrimiento, nace con fatiga y con dolor, y se mece en una cruz.
      Ciertamente hay un camino solitario para los que buscan andar con Dios. Pero cuando andemos con el Señor, vamos a encontrar compañia en otros que tambien conocieron el rechazo y el sufrimiento cuando  anduvieron con Dios, y aprendieron sus caminos

    Su mensaje se envió con éxito y se entregará al destinatario en breve.