Cargando ...
Lo sentimos, ocurrió un error mientras cargaba el contenido.

Mensaje 36 para nuevos creyentes

Expandir mensajes
  • henry
    Mensaje 36 Vida interior Desarrollo, crecimiento y madurez Lectura bíblica Hch. 2:46 Y perseverando unánimes cada día ... y partiendo el pan de casa en
    Mensaje 1 de 1 , 3 sep 2005
    Ver fuente
    • 0 Archivo adjunto

      Mensaje 36

      Vida interior

      Desarrollo, crecimiento y madurez

      Lectura bíblica

      Hch. 2:46 Y perseverando unánimes cada día ... y partiendo el pan de casa en casa, comían juntos con alegría y sencillez de corazón.

      He. 10:24-25 Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos ... sino exhortándonos...

      La manera ordenada por Dios con relación a las reuniones cristianas

      La manera que Dios estableció con relación a las reuniones cristianas es, en primer lugar, que se tengan reuniones de casa en casa (Hch. 2:46; 5:42). Hechos 2:46 nos dice que los creyentes partían el pan “de casa en casa”, y en 5:42 leemos que “de casa en casa” no cesaban de enseñar y anunciar el evangelio de Jesús, el Cristo”... Según el griego, esto indica que ellos se reunían de acuerdo a las casas, lo cual quiere decir que cada casa tenía una reunión. Así que, el Nuevo Testamento indica que cada uno de nosotros debe tener una reunión en su casa. Por supuesto, estas reuniones de hogar no deben ser solamente con nuestra propia familia, sino que deben también incluir a otros. [Segundo], el Nuevo Testamento también nos muestra que además de tener las reuniones de grupo en las casas, toda la iglesia debe también reunirse en un solo lugar (1 Co.14:23). Al inicio de la vida de iglesia [en Hechos]... las reuniones grandes eran necesarias, pero no constituían una necesidad diaria. La necesidad diaria eran las reuniones de grupo. Así que, la iglesia debe tener regularmente reuniones de hogar separadas, y debe reunirse en un solo lugar según sea necesario. Sin embargo, debemos ver que las reuniones de grupo son más básicas. Las reuniones grandes pueden atraer a las personas, pero sólo las reuniones pequeñas pueden edificarlas... Las reuniones pequeñas son el fundamento de la edificación de la iglesia; ésta es una ley invariable. Si no guardamos esta ley, no tendremos edificación alguna. [Por tanto], las reuniones de grupo son la “línea de vida”, el “pulso”, de nuestra vida de iglesia.

      Las reuniones de grupo constituyen el ochenta por ciento de la vida de iglesia, y la vida de iglesia se experimenta en el Cuerpo. En nuestro cuerpo físico, es imposible que un miembro

      tenga un problema y los demás miembros no lo sepan. La circulación de vida en nuestro cuerpo transmite el sentir de un miembro a todos los demás. Así que, en la vida de iglesia no debemos esconder nuestros problemas de los otros miembros. Al decir esto, no quiero decir que debemos abrir todas nuestras cosas a los demás sin restricción alguna... No obstante, debemos aprender a compartir nuestros asuntos cotidianos con otros creyentes. Si no nos abrimos adecuadamente unos a otros, es difícil practicar las reuniones de grupo.

      Entre todas las reuniones en la vida de iglesia, ninguna otra es tan íntima, práctica ni abarca tantas áreas de nuestra vida como la reunión de grupo. Esta reunión incluye comunión, intercesión, cuidado mutuo y pastoreo. Además, sin esto, es difícil que nos enseñemos mutuamente por medio de preguntas y respuestas.176 Para que pueda darse el perfeccionamiento de los santos, se necesita la enseñanza en las reuniones de grupo, y en estas reuniones, todos son maestros. Cada hermano es a la vez maestro y aprendiz.

      La base bíblica para tener reuniones de grupo se encuentra en Hebreos 10:24 y 25. En estos versículos hay tres palabras cruciales: considerar, estimular y exhortar... Considerarnos unos a otros implica recordar, tener una preocupación sincera y amorosa unos por otros. Implica que los santos están en nuestro corazón. [El versículo 24 añade que] debemos también estimular, motivar, a los santos. Algunos tal vez se enfríen; si esto sucede, tenemos que avivar el fuego en ellos. Las buenas obras en este contexto se refieren a dar algo o hacer algo por otros liberalmente. Dar una ayuda económica o cuidar de un hermano enfermo es una buena obra. En el Cuerpo, se necesitan muchas buenas obras como éstas. Debemos estimularnos unos a otros al amor y a esta clase de buenas obras. El versículo 25 también dice que debemos exhortarnos unos a otros.182 Usted me exhorta a mí y yo lo exhorto a usted; usted aprende y yo también aprendo... De acuerdo con este pasaje de la Palabra, debemos [considerarnos], estimularnos y exhortarnos mutuamente.

      Witness Lee. Living Stream Ministry

      Henry



      El verdadero ministerio se concibe en el vientre del sufrimiento, nace con fatiga y con dolor, y se mece en una cruz.
      Ciertamente hay un camino solitario para los que buscan andar con Dios. Pero cuando andemos con el Señor, vamos a encontrar compañia en otros que tambien conocieron el rechazo y el sufrimiento cuando  anduvieron con Dios, y aprendieron sus caminos



      Correo Yahoo!
      ¿Cansado de tanto SPAM? Nosotros te protegemos mejor
      http://correo.yahoo.es
    Su mensaje se envió con éxito y se entregará al destinatario en breve.