Cargando ...
Lo sentimos. Ocurrió un error mientras se cargaba el contenido.

TAL CUAL Cantórbery Cuevas Tortolero Una de dos

Expandir mensajes
  • RaFaEl
    Opinión Jueves 18 de Agosto de 2005 | 15 TalCual ... Una de dos Cantórbery Cuevas Tortolero ... Los resultados de las recientes elecciones municipales no
    Mensaje 1 de 1 , 18 ago 2005
      Opinión
      Jueves 18 de Agosto de 2005 | 15
      TalCual

      --------------------------------------------------------------------------------



      Una de dos


      Cantórbery Cuevas Tortolero

      --------------------------------------------------------------------------------





      Los resultados de las recientes elecciones municipales no reflejan el
      predominio en el país de ningún espíritu revolucionario -o
      contrarrevolucionario, si a ver vamos-, democrático o de cualquier
      naturaleza. Una gran apatía política general es lo que se percibe en
      torno a estas votaciones locales, que creo debieron haber merecido
      mayor interés y participación de al menos quienes se supone
      insurrectos contra las injusticias de un pasado oprobioso todavía
      presentes, por vía del tarjetón. De otra parte, con el muy
      promocionado y mediáticamente vistoso Congreso de la Juventud y los
      Estudiantes, parece haber prevalecido en la capital un ánimo pletórico
      de entusiasmo juvenil, ciertamente antiimperialista, pero también de
      tono más alegre y bonchón que otra cosa. En la población de Monte
      Carmelo de Sanare hubo la noche del pasado jueves 11 profusión de
      cohetes y fuegos artificiales y variedad de espectáculos de rock, con
      presencia de muchachos de diversos países. Desde la provincia larense,
      en fin, el país se siente de buen humor y en calma.

      Lo que no excluye, empero, que en la periferia estén pasando cosas: el
      presidente Chávez profundiza su cruzada de alianzas por América
      latina, mientras las presiones del FMI se hacen sentir como respuesta;
      les son revocadas las visas estadounidenses a altos oficiales de la
      Guardia Nacional en reacción al cierre de oficinas de la DEA en
      Caracas; se anuncia "Panamá 2005" y se incorpora Honduras al Plan
      Colombia (lo que augura la pronta entrada allí de otras naciones
      centroamericanas) ; relevantes cuadros militares norteños son
      trasladados de Irak a posiciones clave del Comando Sur.

      Contrasta pues en cierta forma la placidez serena de la población (o
      acaso esté yo influenciado por el tranquilo transcurrir de la vida en
      el campo), con estas noticias que sugerirían un reacomodo por parte de
      EEUU en el tablero político hemisférico frente a las acechanzas
      presuntamente desestabilizadoras de la izquierda radical
      latinoamericana. De ser éste el caso –pasmosa indiferencia de un país
      llamado permanentemente por su líder a estar alerta y movilizado ante
      una eventual ofensiva foránea–, una de dos cosas debe estar
      ocurriendo: o bien 1) la mayor parte de la ciudadanía no está política
      ni "ideológicamente" sensibilizada para responder a una amenazante
      situación en ciernes que podría redundar en pronta invasión fronteriza
      de fuerzas militares colombianas y centroamericanas, y por tanto
      requeriría de urgente y especializada preparación para tal
      contingencia; o bien 2) el venezolano –perro viejo late echado–, con
      razón o sin ella, no advierte ningún riesgo inmediato de ocupación del
      territorio nacional por fuerzas alienígenas, porque sencillamente
      intuye que la era de las revoluciones ya pasó y que las circunstancias
      del país, aunque tal vez confusas, no ameritan invasiones.

      Y aún existiendo la posibilidad siniestra de que sea el Dr.
      Strangelove quien tenga que pulsar el botón decisivo de la política
      hemisférica norteamericana, tampoco es descartable que ante una
      revolución que día a día se la están tragando la economía en general y
      los petrodólares en particular, a más de los hábitos poco austeros de
      los generales ministros, los mismos retrógrados del Pentágono podrían
      terminar resignándose a su suministro de combustible criollo, seguro y
      confiable, aunque en adelante envuelto, indefinidamente y sin mayores
      consecuencias, en grandilocuente retórica incendiaria.
    Su mensaje se envió con éxito y se entregará al destinatario en breve.