Cargando ...
Lo sentimos, ocurrió un error mientras cargaba el contenido.

Expandir mensajes
  • bhanzy2002
    Les adelanto unos textos importantes de la conferencia del Dr. Joaquín García que se leerán y discutirán en la sede del IPPHP el sábado 1 de marzo a las
    Mensaje 1 de 2 , 24 feb 2003
    Ver fuente
    • 0 Archivo adjunto
      Les adelanto unos textos importantes de la conferencia del Dr.
      Joaquín García que se leerán y discutirán en la sede del IPPHP el
      sábado 1 de marzo a las 4 pm.

      Aquí va los fragmentos.

      "El macroscopio holístico y el organismo como un sistema complejo
      adaptativo

      Desde principios de siglo, fue ganando terreno otra perspectiva,
      la “holística” o de totalidad, como punto de vista para la
      consideración de complejidades. También esta perspectiva buscaba
      emparentarse con variantes de la tradición filosófica. La física
      cuántica proponía que en los niveles subatómicos no hay “cosas”=
      sino
      interconexiones que tanto se acomodan a modelos de ecuaciones de
      partículas como a modelos de ecuaciones de ondas. Los biólogos
      estudiaban comunidades de organismos, animales y plantas, en tanto
      que totalidades y subrayaban las interconexiones entre los mismos
      mediante “redes “ de relaciones o, p.e. “cadenas y ciclos=
      tróficos”.
      Ernst Haeckel en 1866 acuña el término “ecología” para identifi=
      car el
      estudio de las relaciones entre el organismo y el medio exterior a él
      (R. Barbault,1995), “entorno” vital lo denominaba Jacob von Uex=
      küll
      (Uexküll, 1961). El bioquímico Lawrence Henderson introduce el
      concepto de “sistema” como una totalidad integrada cuyas propie=
      dades
      surgen de la configuración de relaciones entre sus partes; se
      subrayaba la idea de jararquía, la tendencia en toda forma de vida a
      organizarse en estructuras multinivel de sistemas de sistemas. Esta
      jerarquía debe entenderse como complejidad de complejidades
      organizadas, donde en cada nivel de complejidad aparecen propiedades
      que las caracterizan y que no se explican por las del
      nivel “inferior”. C.D. Broad acuñó para este carácter sistémico=
      el
      término de propiedades emergentes. El todo se instituye en contexto
      desde el que se analizan los elementos. A.G. Tansley, al aplicar la
      perspectiva sistémica a las organizaciones o comunidades bióticas,
      introduce para las mismas la noción de “ecosistemas”. Vladimir =

      Vernadski, geoquímico ruso, extiende el concepto de red-cadena-ciclo,
      interacción y ecosistema a la totalidad que forma el entorno y los
      seres vivos, acuña el concepto de Biosfera.

      En el extremo del modelo, James Lovelock y Lynn Margulis (J.E.
      Lovelock, 1993) en los años setenta plantean la teoría Gaia. Desde el
      pensamiento sistémico son aplicables los conceptos de organismo a la
      complejidad sistémica de cada uno de los seres vivos, a las
      comunidades biológicas interrelacionadas y a la totalidad de la
      Biosfera: el mundo de la Biosfera se describe en la hipótesis Gaia
      como un ser vivo.

      Desde este macroscopio, desde esta perspectiva, contra corriente de
      los planteamientos habituales, en vez de mosaicos de elementos se
      alcanzan permanentemente totalidades. No se trata de meros
      espejismos, la realidad significativa está hecha para todos los
      organismos y para todas las personas humanas de globalidades, de
      conjuntos, de situaciones, de redes, de coincidencias y
      simultaneidades. Todo tiene sitio no por yuxtaposición sino porque
      cada ser vivo es un nodo en una trama de interacciones, los
      componentes le proporcionan estructura, pero su identidad surge de un
      patrón de relaciones tanto entre los elementos que lo componen como
      entre las demás organizaciones que constituyen su medio y el entorno
      de todos los entornos: el mundo. El mundo como término no hace
      referencia a la Tierra como lugar y mero escenario, sino “mundo”=
      ; es
      la palabra con la que aludimos al mundo de la vida, a la totalidad
      con la que la vida se hace interdependiente. Emplear este macroscopio
      implica la construcción y mantenimiento de una metodología renovada
      de indagación y descripción.

      El macroscopio holístico proporciona tres criterios de descripción

      El macroscopio sistémico, el instrumento conceptual de la perspectiva
      holística, introduce varios criterios a la hora de analizar sistemas
      complejos, especialmente los sistemas complejos adaptativos, los
      seres vivos.

      - Criterio contextual.

      Los organismos se entienden como totalidades integradas: un hombre,
      una mujer, un niño, un pájaro, un árbol. Esto significa que se pueden
      describir propiedades de la totalidad orgánica que no se encuentran
      en niveles subordinados ni son reductibles a propiedades de
      subsistemas.

      La perspectiva no se aplica tan sólo al organismo como totalidad,
      también a la complejidad de un proceso o estado, en el sentido de
      proceso o estado del organismo. Por ejemplo, una trama emocional como
      el miedo constituye una expresión particular, ocurrencia o
      acontecimiento, de la propiedad de “emocionarse” que tienen, en=
      tre
      otros seres vivos, los seres humanos. La emoción, desde el punto de
      vista holístico es un estado del organismo en su totalidad, incluido
      el movimiento de huida, huida de un ser aterrorizado. Esta emoción no
      se reduce a la activación del Sistema Límbico, ni a la alteración
      endocrina, ni al aumento de la tasa cardíaca, ni al aumento de la
      circulación periférica y sudoración...; ninguno de los estados de
      activación aludidos adquiere sentido fuera del contexto orgánico
      global al que contribuyen. Si descomponemos la trama destruimos el
      estado emocional. Las propiedades sistémicas desaparecen si la
      configuración de la totalidad orgánica se destruye.

      Sin embargo, las propiedades sistémicas “emergen” de las
      interrelaciones configuradoras entre las partes. Si los componentes
      de la trama no se encuentran interactivos la propiedad sistémica
      desaparece o se desorganiza gravemente. Las propiedades de las partes
      tienen sentido en tanto que propiedades de elementos de la red de
      relaciones integradas que componen el organismo, es un sentido
      contextualizado por el nivel superior a cuya emergencia contribuye.
      La comprensión de un nivel de complejidad que convertimos en objeto
      de pensamiento (un animal, un ecosistema, una especie...) no puede
      alcanzarse meramente descomponiendo, ni siquiera alcanzar el sentido
      de una propiedad subsistémica fuera del contexto sistémico global al
      que pertenece. A muchos mamíferos se les eriza el pelo en situaciones
      de máxima activación emocional, también decimos los humanos que “se
      nos ponen los pelos de punta” o que “tenemos la piel de gallina=
      ”.
      Probablemente los procesos implicados pertenezcan al mismo género de
      excitación en todas las especies que lo manifiestan, tal vez los
      mecanismos fisiológicos correspondientes a la manifestación sean
      similares, pero los caracteres del estado emocional son tan
      específicos y diferenciados como cualquier otro rasgo de
      diferenciación entre especies.

      Aunque tenemos el hábito de estudiar complejidades describiendo y
      enumerando componentes, la complejidad subsistémica se identifica no
      en ese momento del análisis y disección, sino cuando descubrimos su
      patrón-red de relaciones-interacciones: el contexto organizativo de
      cada complejidad.

      En el modelo mecanicista el mundo está compuesto de objetos-piezas y
      sus relaciones son secundarias a su realidad objetiva. En la
      perspectiva sistémica los objetos como identidades del mundo son
      patrones de relaciones dentro de redes de mayor nivel de complejidad.
      La complejidad considerada en su conjunto constituye el contexto
      interpretativo para los subsistemas componentes. ¿Qué es una emoción?
      Es una pregunta indisolublemente unida a la otra de ¿quién está
      emocionado?.

      Kurt Goldstein (Goldstein, 1972), uno de los maestros de la
      antropología sistémica aduce un argumento importante a favor de este
      criterio contextual, el inmenso daño que se produce por el
      aislamiento de un subsistema, cualquiera sea el nivel considerado.
      P.e., muchos estados del individuo no son comprensibles sino dentro
      del contexto social; toda lesión orgánica podría plantearse como una
      forma de “aislamiento” o cambio en el patrón de relación con la=
      red
      de interacciones en la que se encuentra inserto el órgano, lo que
      explica las consecuencias globales que induce la lesión; el
      significado de la acción nunca es accesible fuera de contexto, el
      contexto se encuentra en el origen del significado.

      Por eso, no se termina de construir el marco de referencia de la
      biología hasta que no se convierte en objeto de consideración el
      ecosistema. Tampoco acabaremos de comprender los procesos de
      modificación del comportamiento entre los seres humanos hasta que no
      consideremos los Sistemas de Educación. Se trata de movimientos de
      ida y vuelta, movimientos circulares del conocimiento; esta
      circularidad es el sentido último de la transversalidad. No se trata
      de formar profesores para la transversalidad, sino de habituarnos a
      construir marcos transversales de conocimiento, conocimientos
      integrados, hipertextos. Advierto sorprendido que cuando los
      científicos quieren mostrar la significación cultural de sus
      investigaciones, cuando quieren mostrar la cosmovisión que se
      vislumbra desde sus delicados y sofisticados experimentos, escriben
      libros “transversales”, magníficos libros de divulgación cientí=
      fica,
      es cuando de verdad comunican a los demás el beneficio de la ciencia.
      Konrad Lorenz es un ejemplo magnífico. El informe científico da
      cuenta notarial del descubrimiento, la divulgación conforma la
      opinión de la comunidad.

      - Criterio procesual

      (i) En el interior de los organismos vivos el sistema de relaciones
      entre los componentes que definen su complejidad no es como el que
      define a los cuerpos físicos, las relaciones están constituídas por
      interferencias, concurrencias, sincronías... de procesos. Es decir,
      que el patrón de relación descrito en el criterio contextual, ahora
      se enriquece con la perspectiva de que se trata de un “patrón
      dinámico”: circulación de materia y energía en los procesos
      metabólicos de los organismos, flujos cíclicos de materia y energía
      en el interior de los ecosistemas, circuitos de retroalimentación...

      Un ejemplo de patrón dinámico es el que denominó Claude
      Bernard “constancia del medio interno”. Walter Cannon lo recons=
      truye
      como “homeostasis”: mecanismo autorregulador que permite al org=
      anismo
      mantener el proceso dinámico de sus cambios de estado dentro de un
      equilibrio según el cual la variación oscila dentro de límites de
      tolerancia, (Capra, 1998) sin que cambie su estructura y
      organización.

      (ii) Después de Darwin y a lo largo del siglo XIX, tanto la vida como
      las comunidades humanas se entendieron como sujetas a procesos
      evolutivos. En la actualidad, esta perspectiva procesual y de
      transformación incorpora también en su perspectiva a la materia, al
      espacio y al tiempo (Prigogine-Stengers, 1990, p.51 y ss.), hasta el
      mismo Universo se concibe dentro de una historia.

      La ciencia actual demuestra que los procesos evolutivos alcanzan al
      mundo físico e identifica las condiciones mínimas para que el
      tránsito de los sistemas físicos a los procesos orgánicos sea
      inteligible. Algunas de estas condiciones son:

      - Irreversibilidad y ruptura de simetría en los procesos entre el
      antes y el después.
      - Impredectibilidad de sucesos, acontecimientos que pudieron no
      acontecer y que por lo tanto no son explicables con leyes
      deterministas; es decir, no pueden reducirse a hechos propios del
      ámbito de esas leyes. Su explicación ha de ser propiamente
      probabilística; su principal interés es que tales sucesos
      proporcionan una pieza del sentido de la historia del Universo y de
      la historia de la vida.
      - Transformabilidad ,en el sentido de que algunos sucesos están
      constituidos por mecanismos y relaciones capaces de general
      nuevas “coherencias”; p.e. el paso de la química de las
      macromoléculas a la dinámica de los organismos unicelulares, o la de
      éstos a organismos pluricelulares...

      Los tres conceptos se aplican a las complejidades que configuran los
      seres vivos, tanto en el nivel de la organización intracelular, en el
      orgánico, en el de comunidades o en el de sistemas comportamentales
      complejos como el que forma la cultura, en tanto que trama de
      relaciones formativas de una comunidad. La secuencia de procesos es
      histórica e irreversible, dentro de un régimen de incertidumbre y
      con ocurrencia de acontecimientos insólitamente transformadores.

      Estos principios se aplican en todos los órdenes y niveles del mundo
      de la vida, dentro de todos los procesos que merezcan el calificativo
      de vitales. Se aplican, por lo tanto a la historia evolutiva de los
      organismos y a la historia formativa de los individuos, dado que la
      educaciónde los mismos, globalmente considerada, es un proceso
      vitalmente necesario para la especie humana.

      - Criterio estructural

      Dijimos que la unidad-identidad orgánica es el contexto desde el que
      entender su estructura y organización, así como el sentido de las
      propiedades y funciones de los subsistemas que la integran. El
      criterio estructural introduce, ahora, en su definición, la
      diferencia entre los conceptos de “patrón” y de “estructu=
      ra”. Por
      patrón entendemos la urdimbre específica, la organización, de las
      relaciones entre los procesos que promueven los distintos subsistemas
      diferenciables en el organismo como totalidad. La estructura está
      constituida por el conjunto de componentes del sistema, es la que
      proporciona materialidad al sistema de relaciones o patrón. Por
      ejemplo, la anatomía muestra estructura y la fisiología patrón; la
      estructura proporciona la corporeidad del patrón. El citoesqueleto es
      un componente estructural de la célula, lo mismo que el núcleo y el
      resto de los orgánulos; el modelo de integración en red de relaciones
      entre todos ellos es el patrón, la fuente de la identidad celular.

      Junto a estos conceptos y criterios básicos se introducen otros como
      autorregulación y mecanismo de retroalimentación negativa,
      retroalimentación positiva o reforzadora circularidad.

      Heinz von Foerster (Foerster, 1961) desarrolla el modelo y lo
      extiende hasta hacerlo utilizable por el Grupo de Palo Alto en sus
      planteamientos de Terapia Familiar. Los modelos matemáticos
      necesarios fueron planteados con la matemática de la complejidad de
      Prigogine (Nicolis-Prigogine, 1994).

      Buscando con este macroscopio las pautas que conectan el mundo de la
      vida.

      Con este macroscopio, con todas las herramientas conceptuales que lo
      componen, podemos reorganizar conocimientos de manera que muestren lo
      que tienen de conquista sobre la estructura de un proceso y al mismo
      tiempo enriquezcan la cosmovisión y las cuotas de humanidad que
      reclaman muchos movimientos críticos. En concreto, que organicen el
      conocimiento de manera que respondan al “tema” de un currículo =
      y al
      diferencial que estipula la “transversalidad”, la educación amb=
      iental
      en nuestro caso. El resto de este trabajo lo vamos a dedicar a
      mostrar una trama del mundo de la vida capaz de satisfacer curiosidad
      intelectual, alimentar sensibilidad y admiración, animar la
      configuración de actitudes frente a la naturaleza.

      (Fragmentos de la investigación titulada "Reconocimiento e
      interioridad: tramas que conectan el Mundo de la Vida" del Dr.
      Joaquín García Carrasco de la Universidad de Salamanca. Esta
      investigación formará parte del Símposio "Educación, Sociedad y Medio
      Ambiente" organizado por el IPPHP, programa para la semana del 20 de
      abril del presente año, y ha sido editado para su publicación por el
      Lic. Víctor Montero, director del IPPHP).
    • maomanuel
      Muy importante contribución para superar la crisis de valores humanos, y la tendencia rivalizante Hombre/mujer, cuyo enfrentamiento está destruyendo las
      Mensaje 2 de 2 , 25 feb 2003
      Ver fuente
      • 0 Archivo adjunto
        Muy importante contribución para superar la crisis de valores
        humanos, y la tendencia rivalizante Hombre/mujer, cuyo enfrentamiento
        está destruyendo las relaciones familiares en todo el planeta.

        No se puede ignorar que el absoluto encierra aún; y encerrará
        misterios grandiosos, pero que el ser humano debe desentrañar y
        resolver necesariamente, urgentemente para evolucionar hacia un
        destino más acorde con sumedio ambiente, sea
        organico,animico,intelectual e integral....
        LOs acontecimientos son como son, debido a su emergencia natural y
        a su impulso aparentemente primario (ya que el todo se desnvuelve en
        un continuo accionary reaccionar/causa y efecto)....Primario,para el
        punto de partida imaginario, desde el momento en que se toma la
        iniciativa de estudio/analisis..
        Muy importantes estas palabras

        " Las propiedades de las partes
        tienen sentido en tanto que propiedades de elementos de la red de
        relaciones integradas que componen el organismo, es un sentido
        contextualizado por el nivel superior a cuya emergencia contribuye"

        Puntualizo...."Por el nivel superior acuya emergencia
        contribuye ".....
        Este nivel aparentemente desconocido,pero esencialmente
        importante por ser el objetivo a alcanzar...¿Pero como puede ser
        puesto en el punto centro. En el pivote eterno de presente unico, sin
        atras ni adelante... Como hacerlo realidad sin violentar habitos y
        costumbres organicas y animicas en los humanos...Las cuales han
        direccionado el actual momento critico....

        Saludos fraternales
        Manuel Mao
        LIma Peru

        --- En comunidadciberetica_holistico_planetaria@g..., "bhanzy2002"
        <elbhanzy2003@t...> escribió:
        > Les adelanto unos textos importantes de la conferencia del Dr.
        > Joaquín García que se leerán y discutirán en la sede del IPPHP el
        > sábado 1 de marzo a las 4 pm.
        >
        > Aquí va los fragmentos.
        >
        > "El macroscopio holístico y el organismo como un sistema complejo
        > adaptativo
        >
        > Desde principios de siglo, fue ganando terreno otra perspectiva,
        > la “holística” o de totalidad, como punto de vista para
        la
        > consideración de complejidades. También esta perspectiva buscaba
        > emparentarse con variantes de la tradición filosófica. La física
        > cuántica proponía que en los niveles subatómicos no hay
        “cosas”=
        > sino
        > interconexiones que tanto se acomodan a modelos de ecuaciones de
        > partículas como a modelos de ecuaciones de ondas. Los biólogos
        > estudiaban comunidades de organismos, animales y plantas, en tanto
        > que totalidades y subrayaban las interconexiones entre los mismos
        > mediante “redes “ de relaciones o, p.e. “cadenas
        y ciclos=
        > tróficos”.
        > Ernst Haeckel en 1866 acuña el término “ecología” para
        identifi=
        > car el
        > estudio de las relaciones entre el organismo y el medio exterior a
        él
        > (R. Barbault,1995), “entorno” vital lo denominaba Jacob
        von Uex=
        > küll
        > (Uexküll, 1961). El bioquímico Lawrence Henderson introduce el
        > concepto de “sistema” como una totalidad integrada
        cuyas propie=
        > dades
        > surgen de la configuración de relaciones entre sus partes; se
        > subrayaba la idea de jararquía, la tendencia en toda forma de vida
        a
        > organizarse en estructuras multinivel de sistemas de sistemas. Esta
        > jerarquía debe entenderse como complejidad de complejidades
        > organizadas, donde en cada nivel de complejidad aparecen
        propiedades
        > que las caracterizan y que no se explican por las del
        > nivel “inferior”. C.D. Broad acuñó para este carácter
        sistémico=
        > el
        > término de propiedades emergentes. El todo se instituye en contexto
        > desde el que se analizan los elementos. A.G. Tansley, al aplicar la
        > perspectiva sistémica a las organizaciones o comunidades bióticas,
        > introduce para las mismas la noción de “ecosistemas”.
        Vladimir =
        >
        > Vernadski, geoquímico ruso, extiende el concepto de red-cadena-
        ciclo,
        > interacción y ecosistema a la totalidad que forma el entorno y los
        > seres vivos, acuña el concepto de Biosfera.
        >
        > En el extremo del modelo, James Lovelock y Lynn Margulis (J.E.
        > Lovelock, 1993) en los años setenta plantean la teoría Gaia. Desde
        el
        > pensamiento sistémico son aplicables los conceptos de organismo a
        la
        > complejidad sistémica de cada uno de los seres vivos, a las
        > comunidades biológicas interrelacionadas y a la totalidad de la
        > Biosfera: el mundo de la Biosfera se describe en la hipótesis Gaia
        > como un ser vivo.
        >
        > Desde este macroscopio, desde esta perspectiva, contra corriente de
        > los planteamientos habituales, en vez de mosaicos de elementos se
        > alcanzan permanentemente totalidades. No se trata de meros
        > espejismos, la realidad significativa está hecha para todos los
        > organismos y para todas las personas humanas de globalidades, de
        > conjuntos, de situaciones, de redes, de coincidencias y
        > simultaneidades. Todo tiene sitio no por yuxtaposición sino porque
        > cada ser vivo es un nodo en una trama de interacciones, los
        > componentes le proporcionan estructura, pero su identidad surge de
        un
        > patrón de relaciones tanto entre los elementos que lo componen como
        > entre las demás organizaciones que constituyen su medio y el
        entorno
        > de todos los entornos: el mundo. El mundo como término no hace
        > referencia a la Tierra como lugar y mero escenario, sino
        “mundo”=
        > ; es
        > la palabra con la que aludimos al mundo de la vida, a la totalidad
        > con la que la vida se hace interdependiente. Emplear este
        macroscopio
        > implica la construcción y mantenimiento de una metodología renovada
        > de indagación y descripción.
        >
        > El macroscopio holístico proporciona tres criterios de descripción
        >
        > El macroscopio sistémico, el instrumento conceptual de la
        perspectiva
        > holística, introduce varios criterios a la hora de analizar
        sistemas
        > complejos, especialmente los sistemas complejos adaptativos, los
        > seres vivos.
        >
        > - Criterio contextual.
        >
        > Los organismos se entienden como totalidades integradas: un hombre,
        > una mujer, un niño, un pájaro, un árbol. Esto significa que se
        pueden
        > describir propiedades de la totalidad orgánica que no se encuentran
        > en niveles subordinados ni son reductibles a propiedades de
        > subsistemas.
        >
        > La perspectiva no se aplica tan sólo al organismo como totalidad,
        > también a la complejidad de un proceso o estado, en el sentido de
        > proceso o estado del organismo. Por ejemplo, una trama emocional
        como
        > el miedo constituye una expresión particular, ocurrencia o
        > acontecimiento, de la propiedad de “emocionarse” que
        tienen, en=
        > tre
        > otros seres vivos, los seres humanos. La emoción, desde el punto
        de
        > vista holístico es un estado del organismo en su totalidad,
        incluido
        > el movimiento de huida, huida de un ser aterrorizado. Esta emoción
        no
        > se reduce a la activación del Sistema Límbico, ni a la alteración
        > endocrina, ni al aumento de la tasa cardíaca, ni al aumento de la
        > circulación periférica y sudoración...; ninguno de los estados de
        > activación aludidos adquiere sentido fuera del contexto orgánico
        > global al que contribuyen. Si descomponemos la trama destruimos el
        > estado emocional. Las propiedades sistémicas desaparecen si la
        > configuración de la totalidad orgánica se destruye.
        >
        > Sin embargo, las propiedades sistémicas “emergen” de
        las
        > interrelaciones configuradoras entre las partes. Si los componentes
        > de la trama no se encuentran interactivos la propiedad sistémica
        > desaparece o se desorganiza gravemente. Las propiedades de las
        partes
        > tienen sentido en tanto que propiedades de elementos de la red de
        > relaciones integradas que componen el organismo, es un sentido
        > contextualizado por el nivel superior a cuya emergencia contribuye.
        > La comprensión de un nivel de complejidad que convertimos en objeto
        > de pensamiento (un animal, un ecosistema, una especie...) no puede
        > alcanzarse meramente descomponiendo, ni siquiera alcanzar el
        sentido
        > de una propiedad subsistémica fuera del contexto sistémico global
        al
        > que pertenece. A muchos mamíferos se les eriza el pelo en
        situaciones
        > de máxima activación emocional, también decimos los humanos que
        “se
        > nos ponen los pelos de punta” o que “tenemos la piel de
        gallina=
        > ”.
        > Probablemente los procesos implicados pertenezcan al mismo género
        de
        > excitación en todas las especies que lo manifiestan, tal vez los
        > mecanismos fisiológicos correspondientes a la manifestación sean
        > similares, pero los caracteres del estado emocional son tan
        > específicos y diferenciados como cualquier otro rasgo de
        > diferenciación entre especies.
        >
        > Aunque tenemos el hábito de estudiar complejidades describiendo y
        > enumerando componentes, la complejidad subsistémica se identifica
        no
        > en ese momento del análisis y disección, sino cuando descubrimos su
        > patrón-red de relaciones-interacciones: el contexto organizativo de
        > cada complejidad.
        >
        > En el modelo mecanicista el mundo está compuesto de objetos-piezas
        y
        > sus relaciones son secundarias a su realidad objetiva. En la
        > perspectiva sistémica los objetos como identidades del mundo son
        > patrones de relaciones dentro de redes de mayor nivel de
        complejidad.
        > La complejidad considerada en su conjunto constituye el contexto
        > interpretativo para los subsistemas componentes. ¿Qué es una
        emoción?
        > Es una pregunta indisolublemente unida a la otra de ¿quién está
        > emocionado?.
        >
        > Kurt Goldstein (Goldstein, 1972), uno de los maestros de la
        > antropología sistémica aduce un argumento importante a favor de
        este
        > criterio contextual, el inmenso daño que se produce por el
        > aislamiento de un subsistema, cualquiera sea el nivel considerado.
        > P.e., muchos estados del individuo no son comprensibles sino dentro
        > del contexto social; toda lesión orgánica podría plantearse como
        una
        > forma de “aislamiento” o cambio en el patrón de
        relación con la=
        > red
        > de interacciones en la que se encuentra inserto el órgano, lo que
        > explica las consecuencias globales que induce la lesión; el
        > significado de la acción nunca es accesible fuera de contexto, el
        > contexto se encuentra en el origen del significado.
        >
        > Por eso, no se termina de construir el marco de referencia de la
        > biología hasta que no se convierte en objeto de consideración el
        > ecosistema. Tampoco acabaremos de comprender los procesos de
        > modificación del comportamiento entre los seres humanos hasta que
        no
        > consideremos los Sistemas de Educación. Se trata de movimientos de
        > ida y vuelta, movimientos circulares del conocimiento; esta
        > circularidad es el sentido último de la transversalidad. No se
        trata
        > de formar profesores para la transversalidad, sino de habituarnos a
        > construir marcos transversales de conocimiento, conocimientos
        > integrados, hipertextos. Advierto sorprendido que cuando los
        > científicos quieren mostrar la significación cultural de sus
        > investigaciones, cuando quieren mostrar la cosmovisión que se
        > vislumbra desde sus delicados y sofisticados experimentos, escriben
        > libros “transversales”, magníficos libros de
        divulgación cientí=
        > fica,
        > es cuando de verdad comunican a los demás el beneficio de la
        ciencia.
        > Konrad Lorenz es un ejemplo magnífico. El informe científico da
        > cuenta notarial del descubrimiento, la divulgación conforma la
        > opinión de la comunidad.
        >
        > - Criterio procesual
        >
        > (i) En el interior de los organismos vivos el sistema de relaciones
        > entre los componentes que definen su complejidad no es como el que
        > define a los cuerpos físicos, las relaciones están constituídas por
        > interferencias, concurrencias, sincronías... de procesos. Es decir,
        > que el patrón de relación descrito en el criterio contextual, ahora
        > se enriquece con la perspectiva de que se trata de un “patrón
        > dinámico”: circulación de materia y energía en los procesos
        > metabólicos de los organismos, flujos cíclicos de materia y energía
        > en el interior de los ecosistemas, circuitos de retroalimentación...
        >
        > Un ejemplo de patrón dinámico es el que denominó Claude
        > Bernard “constancia del medio interno”. Walter Cannon
        lo recons=
        > truye
        > como “homeostasis”: mecanismo autorregulador que
        permite al org=
        > anismo
        > mantener el proceso dinámico de sus cambios de estado dentro de un
        > equilibrio según el cual la variación oscila dentro de límites de
        > tolerancia, (Capra, 1998) sin que cambie su estructura y
        > organización.
        >
        > (ii) Después de Darwin y a lo largo del siglo XIX, tanto la vida
        como
        > las comunidades humanas se entendieron como sujetas a procesos
        > evolutivos. En la actualidad, esta perspectiva procesual y de
        > transformación incorpora también en su perspectiva a la materia, al
        > espacio y al tiempo (Prigogine-Stengers, 1990, p.51 y ss.), hasta
        el
        > mismo Universo se concibe dentro de una historia.
        >
        > La ciencia actual demuestra que los procesos evolutivos alcanzan al
        > mundo físico e identifica las condiciones mínimas para que el
        > tránsito de los sistemas físicos a los procesos orgánicos sea
        > inteligible. Algunas de estas condiciones son:
        >
        > - Irreversibilidad y ruptura de simetría en los procesos entre el
        > antes y el después.
        > - Impredectibilidad de sucesos, acontecimientos que pudieron no
        > acontecer y que por lo tanto no son explicables con leyes
        > deterministas; es decir, no pueden reducirse a hechos propios del
        > ámbito de esas leyes. Su explicación ha de ser propiamente
        > probabilística; su principal interés es que tales sucesos
        > proporcionan una pieza del sentido de la historia del Universo y de
        > la historia de la vida.
        > - Transformabilidad ,en el sentido de que algunos sucesos están
        > constituidos por mecanismos y relaciones capaces de general
        > nuevas “coherencias”; p.e. el paso de la química de las
        > macromoléculas a la dinámica de los organismos unicelulares, o la
        de
        > éstos a organismos pluricelulares...
        >
        > Los tres conceptos se aplican a las complejidades que configuran
        los
        > seres vivos, tanto en el nivel de la organización intracelular, en
        el
        > orgánico, en el de comunidades o en el de sistemas comportamentales
        > complejos como el que forma la cultura, en tanto que trama de
        > relaciones formativas de una comunidad. La secuencia de procesos es
        > histórica e irreversible, dentro de un régimen de incertidumbre y
        > con ocurrencia de acontecimientos insólitamente transformadores.
        >
        > Estos principios se aplican en todos los órdenes y niveles del
        mundo
        > de la vida, dentro de todos los procesos que merezcan el
        calificativo
        > de vitales. Se aplican, por lo tanto a la historia evolutiva de los
        > organismos y a la historia formativa de los individuos, dado que la
        > educaciónde los mismos, globalmente considerada, es un proceso
        > vitalmente necesario para la especie humana.
        >
        > - Criterio estructural
        >
        > Dijimos que la unidad-identidad orgánica es el contexto desde el
        que
        > entender su estructura y organización, así como el sentido de las
        > propiedades y funciones de los subsistemas que la integran. El
        > criterio estructural introduce, ahora, en su definición, la
        > diferencia entre los conceptos de “patrón” y de
        “estructu=
        > ra”. Por
        > patrón entendemos la urdimbre específica, la organización, de las
        > relaciones entre los procesos que promueven los distintos
        subsistemas
        > diferenciables en el organismo como totalidad. La estructura está
        > constituida por el conjunto de componentes del sistema, es la que
        > proporciona materialidad al sistema de relaciones o patrón. Por
        > ejemplo, la anatomía muestra estructura y la fisiología patrón; la
        > estructura proporciona la corporeidad del patrón. El citoesqueleto
        es
        > un componente estructural de la célula, lo mismo que el núcleo y el
        > resto de los orgánulos; el modelo de integración en red de
        relaciones
        > entre todos ellos es el patrón, la fuente de la identidad celular.
        >
        > Junto a estos conceptos y criterios básicos se introducen otros
        como
        > autorregulación y mecanismo de retroalimentación negativa,
        > retroalimentación positiva o reforzadora circularidad.
        >
        > Heinz von Foerster (Foerster, 1961) desarrolla el modelo y lo
        > extiende hasta hacerlo utilizable por el Grupo de Palo Alto en sus
        > planteamientos de Terapia Familiar. Los modelos matemáticos
        > necesarios fueron planteados con la matemática de la complejidad de
        > Prigogine (Nicolis-Prigogine, 1994).
        >
        > Buscando con este macroscopio las pautas que conectan el mundo de
        la
        > vida.
        >
        > Con este macroscopio, con todas las herramientas conceptuales que
        lo
        > componen, podemos reorganizar conocimientos de manera que muestren
        lo
        > que tienen de conquista sobre la estructura de un proceso y al
        mismo
        > tiempo enriquezcan la cosmovisión y las cuotas de humanidad que
        > reclaman muchos movimientos críticos. En concreto, que organicen el
        > conocimiento de manera que respondan al “tema” de un
        currículo =
        > y al
        > diferencial que estipula la “transversalidad”, la
        educación amb=
        > iental
        > en nuestro caso. El resto de este trabajo lo vamos a dedicar a
        > mostrar una trama del mundo de la vida capaz de satisfacer
        curiosidad
        > intelectual, alimentar sensibilidad y admiración, animar la
        > configuración de actitudes frente a la naturaleza.
        >
        > (Fragmentos de la investigación titulada "Reconocimiento e
        > interioridad: tramas que conectan el Mundo de la Vida" del Dr.
        > Joaquín García Carrasco de la Universidad de Salamanca. Esta
        > investigación formará parte del Símposio "Educación, Sociedad y
        Medio
        > Ambiente" organizado por el IPPHP, programa para la semana del 20
        de
        > abril del presente año, y ha sido editado para su publicación por
        el
        > Lic. Víctor Montero, director del IPPHP).
      Su mensaje se envió con éxito y se entregará al destinatario en breve.